Estudios Experimentales

A partir del desarrollo evolutivo normal de los diferentes procesos neurocognitivos, así como de las discapacidades visuales, auditivas y motoras-lingüísticas, es posible aprovechar el área táctil, propia del área parietal que se articula en el área motora, para orientar los aprendizajes. Esto sería una demostración que los datos son posibles intencionarlos a las áreas específicas, y que con procesos y experimentación se capitaliza el área. Pero más aún: gracias a que el área parietal es manipuladora de objetos, se crean modelos de paso de la manipulación a la cognición, en la que el área motora no se aliena a la  cosa, sino que articula la cosa y los datos a resultados cognitivos superiores.